lunes, 20 de diciembre de 2010

Escribir los simpáticos pensamientos que andan saltarines por mi cabeza.

Hoy me levanto en nuestro mundo  y miro al cielo, miro como de los grandes algodones de azúcar én vez de nubes cae purpurina en vez de lluvia, veo como en  vez de agua en los océanos hay chocolate y como las brujas se esconden en las casitas de gominola más apetitosas que puedes imaginar.
No ´se si es el mundo el que está al revés o si soy yo la que estoy boca abajo, me siento perdida, me han dado un mapa equivocado este mundo no es para mí, creo que se han equivocado de lugar, no, no quiero ser una bruja, quiero ser yo, y aquí no puedo, estoy perdida en una barquita en medio del gran azul, por suerte, alguns días toca que venga alguien a alegrarme el día, a ayudarme a empujar de mi caneza a pensamientos extravagantes y a olvidar un poco todo, a enseñarme a reir, y a intentar entrelazar mi mano con la de la felicidad, un trabajo díficil, la verdad, pues no soy fácil de contentar.
Tengo ganas de salir volando de mi barquita, y, desde el cielo, sacar la lengua al que me reprochó y agarrar muy fuerte a la que venía a hacerme compañia a la barquita, espero que el tiempo ponga a cada uno en su lugar.
Contaré las estrellas, perseré la cabeza, y la norma importante será prohibido mirar el reloj.
No quiero guardar mis pensamientos en un frasco de cristal, ni decir adios con la mano a mi sueño, no, quiero luchar por lo que quiero, que la gente sepa lo que pinso, no quiero quedarme acurrucadita en un rincón, no.
Quiero poder bailar, cantar, reír, gritar, saltar, sin que luego vengan las brujas volando en su escoba para machacar a mi pequeño y débil corazón.
Estaría bien tener un manual de instrucciones sobre este desconocido mundo, o que hubiera una salida de emergencia para irse al País de las Maravillas y escapar de todo, descansar un rato, aunque esta vida no sea un juego.
Yo sólo necesito un punto de apoyo, y te levanto el universo, sé donde está ese punto se apoyo, es aquella niña que venía a verme  en los días de tormenta a mi barquita.
Lara, mejor dicho LARA

1 comentario: