jueves, 25 de noviembre de 2010

Que toda tu risa gane ese pulso al dolor.

Echo de menos tus entradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario