jueves, 18 de noviembre de 2010

Las estrellas se despiden hasta mañana.

Nos invadieron los alienigenas, nos cogieron y esperaron a que nos separaramos, pero yo no dije nada, me quede en una esquina, sola,mirando como cazaban mariposas.
Se nos fugo la importancia de no perder, la flores giran tan deprisa que arrancaran la fresca hierba.
Pero mi vida sigue sin más, que más da que algo este a borde de la desesperacion, pero ese algo soy yo.
¿Pero que puedo hacer? solo puedo poner la falsa sonrisa y reirme de las tonterias.
Mañana disfrutaré de la libertad.
Pero todos tenemos nuestros dias, unos los rayos del sol nos tapan la vista, otros nos hacen llorar y otros nos hacen pasear.
No la veo, la busco por todo el mundo donde esta la pocima de la fustracción.
El tiempo me la devolvera, el tiempo lo curara, el tiempo hará que mi corazon crezca y no muera de frío.
Que alguien me diga que nunca vio una tormenta, que alguien me diga que las lágrimas no rozan la cara, que alguien me diga que la batalla de la vida es felicidad.
Solo porque no hago lo que hacen los demás.
De verdad soñar con la felicidad es malo, de verdad soy un bicho raro, de verdad soy de piedra.
No sé recorrer el camino de la vida, no soy capaz, pero no se lo que me pasa, yo quería reir, yo queria ver los colores que formaban la alegria.
He dejado de usar mis palabras de suplicar al cielo que todo siga igual.
Me cuesta sonreir, me cuesta confiar en la vida.
El tiempo es un reloj que no da marcha atrás sigue para delante, da horas bonitas.
No soy perfecta, ni se serlo ¿ Es tan importante satisfacer a los demás?
Seré la que sobreviva de sus reservas.
Prometeré en un papel que mi celda es de cartón, y que ella no es mi vida.
Si supieras lo que soy capaz de destozar.

Paula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario