viernes, 22 de octubre de 2010

No hay perdones, no hay nada malo.

La culpa, no existe, nadie tiene culpa, nadie tiene rencor, entoces a la culpa la echamos.
Cada mañana pienso en ti, no pienso en los enfados, eso es pasado, eso ya no existe en nuesta vida, los perdimos, nos olvidamos de ellos.
Yo no he perdido nada por ti, no he perdido nada de nada, he ganado, mi vida es igual pero con un plus de felicidad que vino en paquete con una niña pequeña que hace que olvide la verguenza, que cante cuando no tengo que cantar, que mis lloros se conviertan en besos en tu cara.
Lo unico que tengo que decirte es GRACIAS, y no quiero que llegue la hora de pedir perdón, porque eso es que las cosas no van bien, y de momento, teniendo en cuenta que nunca se llega a la perfeccion, todo es bueno, las cosas malas no las quieroo!
Aguantamos los dolores de nuestra amistad y ahora no lo echaremos a perder.
Aprenderemos a querernos más y a ser las primeras en llevar una relacción perfecta.
Porque te quieroo. Paula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario